cover photo

Manuel

manuel-jf@hub.weho.st


 Zotlandia 
Ojos que no ven, corazón que no siente. ​Un proyecto sobre la relación entre España y Guinea Ecuatorial, de Juan Valbuena

Este proyecto busca romper la inercia de la Materia Reservada: quiere dar voz y poner rostro a esas personas, sacar a la luz esos archivos, documentos y álbumes familiares, así como fotografiar lugares y objetos que, mezclados con todo lo anterior, ayuden a hablar de lo que no se habla ver lo que no se ve y sentir lo que no se siente...


Ojos que no ven, corazón que no siente. Guinea Ecuatorial: 1929-1968 | FronteraD

Image/photo

Por Juan Valbuena:

“La compleja historia entre España y Guinea Ecuatorial ha dejado a muchos de sus protagonistas en tierra de nadie, convertidos en apátridas emocionales a medio camino entre dos mundos”. Así arranca Ojos que no ven, corazón que no siente, un formidable proyecto periodístico, histórico y fotográfico de Juan Valbuena planteado en cinco grandes bloques, desde 1778 a 2018. Aquí volcamos el segundo capítulo: 1929-1968. De la organización efectiva como colonia a la Declaración de Independencia. Todo el trabajo se exhibe ahora mismo en EFTI y coincide con la celebración en Madrid de un gran seminario internacional: Revisitando las descolonizaciones africanas: 50 años de la independencia de Guinea Ecuatorial.


 Zotlandia 
Otro aniversario de la II República española, que defendió, frente al abandono ignominioso de Europa, uns generación inolvidable. Memoria y honor frente a las acechanzas de la mentira y el olvido.

Ciudades como Madrid, Sevilla, Zaragoza o Santander celebran manifestaciones y actividades conmemorativas este sábado para recordar la proclamación de la II República hace 87 años.


La Segunda República renace este 14 de abril en todo el país a través de homenajes en memoria de los represaliados

Image/photo

Este sábado se cumplen 87 años desde que la monarquía de Alfonso XIII llegó a su fin para abrir una nueva etapa. La Segunda República fue proclamada progresivamente el 14 de abril de 1931 en las plazas de los ayuntamientos que se apresuraron en izar la bandera tricolor. El proyecto republicano se materializó en un periodo de ocho años y que culminó mediante el final impuesto por la sublevación de los militares y la victoria del bando nacional. Los años de dictadura terminaron de enterrar la experiencia republicana, que quedó entonces como un recuerdo silenciado. Con el fin del régimen franquista y el comienzo de la transición democrática, son muchas las voces que claman por recuperar –ya sea en forma de homenaje o como referente para construir futuro– la icónica fecha y los referentes que cimentaron sus bases.

Hoy, más de ocho décadas después de que las calles quedaran bañadas por los tres colores, ciudadanía, partidos políticos, instituciones y movimientos sociales recuerdan la proclamación de la Segunda República mediante actos que se reparten por todo el mapa y que expresan las particularidades de cada pueblo en sus homenajes.