Poesía necesaria como el pan de cada día...